Vícbart Geraldino: Su vida tras el retiro – El Nacional

0
150

Un guerrero de la vida.
Tras culminar una gran carrera deportiva Vicbart Geraldino entendió que la vida continúa y que el futuro reserva cosas buenas para los que perseveran y luchan por lograr los objetivos.

Un judoca que se entregó en cuerpo y alma a esa disciplina y puede contar en su historial con dos participaciones en Juegos Olímpicos, la primera fue en Sidney 2000, en Australia-, y la segunda en Atenas 2004, en Grecia, acontecimientos que lo enmarcan como uno de los mejores judocas dominicanos de todos los tiempos.

Vicbart visitó la redacción deportiva de El Nacional, y relató a este redactor lo que ha sido su vida fuera del tatami y lo que le ha deparado el futuro.

A los dos años de su retiro, en 2004, y de mucho pensar como encarar su presente, Geraldino se fue a estudiar a la ciudad de Miami, Florida, Estados Unidos, la carrera de Fisiología del Ejercicio en la Universidad Internacional de Florida (FIU, en sus siglas en inglés) y egresó tres años después, en el 2009.
Ese mismo año fue contratado como Director de Entrenamientos Físicos para Latinoamérica de la organización de Grandes Ligas Padres de San Diego, con sede en Arizona, permaneciendo allí casi hasta el 2013.

Antes de terminar el 2013, recibe una mejor oferta de los Marineros de Seattle por la recomendación de Patrick Guerrero, hijo del reputado scout Epifanio -Epy- Guerrero, con los que laboró hasta el 2015.

La experiencia profesional en esas franquicias de Las Mayores le dio la visión de fundar su propio espacio de trabajo, la Unidad de Rehabilitación y Entrenamientos de Deportistas que tiene por nombre G-Health (Geraldino Salud), ubicada en la avenida Roberto Pastroriza No. 365, en Plaza La Lira, del Ensanche Piantini.

Geraldino destaca que dentro de sus pacientes puede exhibir a lanzadores de Grandes Ligas como Santiago Casilla, Francisco Liriano e Iván Nova, entre otros, todos activos en diferentes equipos.

“Esto es lo que soy y me he convertido, con gran orgullo puedo presentar a los deportistas del país”, exclamó el ex judoka que permaneció 10 años en la selección nacional juvenil y otros 10 más en la de mayores, dejando su impronta en un círculo exclusivo de grandes atletas.

Primer campeón judo

Vicbart Geraldino se convirtió en el primer campeón dominicano en la historia de un Campeonato Panamericano de karate, efectuado en 1999 en la ciudad de Montevideo, capital de Uruguay, luego de conseguir la medalla de oro al vencer al brasileño Manuel Aragao, en la categoría de los 90 kilogramos.
En el 1997 fue electo “Atleta del Año” en la gala premiación realizada por el Comité Olímpico Dominicano (COD).

De sus dos Juegos Olímpicos, Sidney 2000 y Atenas 2004, de éste último recuerda su posicionamiento entre los primeros 16 mejores judocas del mundo, según el ranking de la Federación Internacional de Judo.

Sus inicios en el judo

El otrora judoca dio sus primeros pasos en la disciplina a los cuatro años de edad en el club Deportivo Naco, bajo las orientaciones del sensei e Inmortal del Deporte Juan Chalas.
De Chalas recibió la base para desarrollar su calidad de judoka hasta la adolescencia.

UN APUNTE

Entre los 10 del mundo

Vicbart Geraldino tiene como su principal logro en su carta de presentación el haber estado entre los 10 mejores judocas del mundo, el puesto 9, el cual lo obtuvo en el 1997 en el Campeonato Mundial
de Paris, en Francia.


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here