Venezuela rechaza expulsión de Colombia de diplomáticos que llevaban decenas de pasaportes y miles de dólares en efectivo

0
55

(CNN Español) — La expulsión de Colombia de tres venezolanos que fueron detenidos con decenas de pasaportes y una gran cantidad de dinero en efectivo en el aeropuerto internacional de Bogotá, traza un nuevo capítulo en la tensión de las relaciones entre los países vecinos.

El gobierno de Venezuela rechazó este lunes la detención y expulsión de tres funcionarios de la cancillería en Bogotá, dijo en un comunicado que Colombia violó los derechos humanos de estas personas y que su detención fue “arbitraria”.

Tres ciudadanos venezolanos, que trabajan para la Cancillería de Venezuela, fueron expulsados de Colombia, cuando se dirigían hacia Caracas con decenas de pasaportes en su poder y una gran cantidad de dinero en efectivo. (Crédito: Cancillería Colombia).

Migración Colombia dijo este lunes que detuvo en el área de migración del Aeropuerto Internacional ElDorado de Bogotá al teniente coronel de las Fuerzas Armadas Bolivarianas, Edgar Alejandro Lugo Pereira, que “se encuentra adscrito a la Cancillería de ese país”, y a dos acompañantes que iban con él, según un comunicado.

Las autoridades colombianas dijeron que Lugo Pereira iba de viaje desde Bogotá a Caracas, haciendo escala en Ciudad de Panamá, y en su poder tenía “18 pasaportes venezolanos nuevos y diligenciados, 8 adhesivos de prórrogas, 7 pasaportes en blanco, así como 70 millones de pesos colombianos—22.000 dólares— y una considerable suma de dinero en euros”, dice el comunicado.

El gobierno de Venezuela dijo en un comunicado este lunes que el dinero que fue confiscado por Colombia, procede de la renta consular “de pasaportes pertenecientes al Estado venezolano”.

Esto, agrega el comunicado, debido a que el Gobierno de Colombia bloqueó las cuentas de la embajada de Venezuela en Bogotá, y por esto el sistema financiero de la embajada ha acumulado “compromisos de pago de sueldos, alquileres, facturas de servicios y de suministros de insumos”.

En diciembre de 2018, el canciller de Venezuela Jorge Arreaza había denunciado que sus misiones diplomáticas y consulares en Colombia habían sido sometidas “a un brutal bloqueo económico-financiero por parte de la banca colombiana, contraviniendo la Convención de Viena, lo cual ha sido protestado en reiteradas ocasiones ante la Cancillería de Colombia”.

La Cancillería de Colombia dijo en un comunicado a CNN en Español que  que el llamado “bloqueo” a las cuentas venezolanas fue hecho por la banca privada colombiana por las posibles implicaciones que se pueda tener con el Departamento del Tesoro de Estados Unidos.

“La banca privada colombiana en su autonomía, estableció no continuar realizando transacciones financieras con instituciones venezolanas por las dificultades que ello podría implicarle con la Secretaría del Tesoro de Estados Unidos”, le dijo la Cancillería de Colombia a CNN en un comunicado.

Ingresaron con pasaportes ‘ordinarios’

Migración agregó que el hombre y las dos mujeres ingresaron al país por la ciudad de Cartagena, en el norte de Colombia, en calidad de turistas y con pasaportes “ordinarios”, no diplomáticos.

El gobierno de Venezuela no se pronunció sobre el ingreso de sus funcionarios con este tipo de pasaportes, pero dijo que su objetivo en Colombia era “atender compromisos económicos existentes”.

“Tras la ruptura de relaciones diplomáticas —en febrero de 2019—una comisión de funcionarios de la Cancillería venezolana fue designada para trasladarse hasta Colombia y adelantar los arreglos necesarios para atender los compromisos económicos existentes, visitando las sedes del Consulado venezolano en Cartagena y de la Embajada en Bogotá, logrando honrar responsablemente los pagos pendientes”, dice el comunicado.

Venezuela dice que la detención de su personal diplomático fue “ilegal” y que Colombia decomisó “bienes sensibles” que iban a ser “protegidos” en Venezuela, “en virtud de los recientes intentos de ocupación forzosa de la sede de la Embajada venezolana en Bogotá”.

Después de entrevistar al hombre y a sus dos acompañantes, Migración decidió expulsarlos de Colombia, por lo que por un periodo de 10 años no podrán ingresar al país, dijo la entidad en su comunicado.

Venezuela por su parte le ha solicitado a Colombia que devuelva inmediatamente los bienes confiscados, “reservándose las medidas a aplicar en reciprocidad dentro y fuera del territorio venezolano”, según el comunicado.

Las relaciones diplomáticas entre Colombia y Venezuela se han tensado en los últimos meses debido al liderazgo que ha tenido el gobierno del presidente Iván Duque en el que él llama “cerco diplomático” para sacar a Nicolás Maduro de la presidencia, y reconocer al líder opositor, Juan Guaidó, como presidente interino de Venezuela.

Maduro rompió relaciones diplomáticas con Colombia el 23 de febrero, argumentando una agresión desde Colombia a Venezuela.

“No podemos seguir soportando que el territorio de Colombia se preste para una agresión contra Venezuela. Por eso he decidido romper todas las relaciones políticas y diplomáticas con el gobierno fascista de Colombia y todos sus embajadores y cónsules deben abandonar el país en 24 horas. Fuera de aquí la oligarquía”, dijo.

Hace unas semanas, las autoridades migratorias de Colombia le prohibieron la entra al país a al menos 10 personas cercanas al presidente de Venezuela Nicolás Maduro. Entre ellos, un primo de Maduro con su familia. Todos huían, según dijeron, de las dificultades causadas por los apagones de los últimos días en Venezuela.

El Gobierno de Colombia tiene una lista de 300 personas cercanas a Nicolás Maduro que no tienen permitido ingresar a Colombia ni transitar libremente por el país.


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here