Una "pandemia" de inactividad aumenta el riesgo de enfermedades en todo el mundo, según la OMS

0
66
Kung Fu

(CNN) – Alrededor del mundo, aproximadamente una de cada tres mujeres y casi uno de cada cuatro hombres no hace suficiente ejercicio para evitar enfermedades comunes, según muestra un nuevo informe.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el nivel recomendado para los adultos es de al menos 150 minutos de intensidad moderada o 75 minutos de actividad física de intensidad vigorosa cada semana. Las personas que no cumplen con esta guía tienen un mayor riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares, diabetes tipo 2, demencia y algunos cánceres, según muestra una investigación.

MIRA:La inactividad en los niños podría ser fatal

La tendencia de niveles insuficientes de actividad física en todo el mundo está empeorando, no mejorando, según revela el nuevo estudio publicado el martes en la revista Lancet Global Health. Más de una cuarta parte de los adultos, 1.400 millones de personas en todo el mundo, no estuvieron activos de manera adecuada en 2016, en comparación con el 23,3% en 2010.

De hecho, no se han observado mejoras en los niveles de ejercicio en todo el mundo desde 2001, indica el informe, y los países de ingresos altos mostraron un aumento del 5% en los niveles de inactividad entre 2001 y 2016.

“Los niveles de inactividad son más del doble en los países de altos ingresos en comparación con los de bajos ingresos, con una tendencia creciente en los países de altos ingresos”, escribió la autora principal del estudio, Regina Guthold, de la OMS, en un correo electrónico. “América Latina y el Caribe y los países occidentales de altos ingresos son las dos regiones con los niveles más altos de inactividad, y con tendencias crecientes de inactividad”.

Un estilo de vida sedentario

El nuevo estudio analizó 358 encuestas que recopilaron datos sobre casi 2 millones de personas que informaron sus niveles de actividad tanto en el trabajo como en el hogar. Los participantes incluyeron personas de 18 años o más en 168 países, un aumento respecto del estudio anterior de la OMS de 2010, que incluyó solo 146 países.

Según Guthold, la tendencia descendente en la actividad física encontrada en el estudio más reciente no puede explicarse al incluir más países en el análisis.

MIRA: 1 de cada 10 personas en el mundo muere por inactividad física

Los países más ricos han hecho la transición hacia ocupaciones sedentarias, más recreación y transporte motorizado, y esto podría explicar los niveles más altos de inactividad en comparación con los países de menores ingresos.

Sin embargo, mientras que los países occidentales mostraron una ligera disminución en la actividad física, ocurrió lo contrario en los países de Asia oriental y suroriental, que registraron ganancias saludables tanto en sus economías como en sus niveles de ejercicio entre 2001 y 2016.

Kung Fu

En todo el mundo, se encontró una brecha de género consistente en la actividad física en todo el mundo, menos en Asia oriental y suroriental.

Más mujeres que hombres informaron estar insuficientemente activas, con grandes diferencias tanto por regiones como en países.

Pequeños cambios, no gimnasio

Walter R. Thompson, decano asociado y profesor de Kinesiología y Salud en la Universidad Estatal de Georgia, dijo que el punto más importante del estudio es que “la inactividad física es una pandemia y no una característica de los países de bajos ingresos o de altos ingresos”.

“Es frecuente en todos los países y tiene el mismo impacto en las enfermedades crónicas”, dijo Thompson, que no participó en el estudio.

“La OMS admite que las estrategias actuales no funcionan y que se necesitan nuevas tácticas para mejorar el aumento de la actividad física en todos los países”, agregó Thompson.

MIRA: Esta actividad te ayudará a contrarrestar el daño que te hace estar 8 horas sentado

“No podemos simplemente decirle a la gente que necesitan hacer más ejercicio, no funciona”, dijo Thompson. “Nuestro trabajo muestra claramente que debemos demostrar las modificaciones de estilo de vida que puede adoptar la mayoría de la población y alejarnos de enviar personas a los gimnasios. Pequeños cambios en el comportamiento, como estacionar su automóvil en la última fila en lugar de la primera fila en la tienda de comestibles o subir escaleras en lugar del ascensor, son solo dos ejemplos”.

Guthold añadió que las personas que están completamente inactivas pueden comenzar con un poco de ejercicio y luego aumentar su tiempo de ejercicio semanal. “Cualquier actividad es mejor que ninguna, y más actividad proporcionará mayores beneficios de salud”, dijo. “A menudo es más fácil estar activo en un grupo, con familiares o amigos”.


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here