Una cremá infantil con flores y sin miedo, porque de los fallos se aprende

0
33

El ritual del fuego con el que culmina la fiesta de las fallas ha comenzado este martes, como manda la tradición, con la cremá de las fallas infantiles, unas composiciones que este año han tenido dos referentes principales: la venta de flores en la plaza principal de Valencia y a no tener miedo a equivocarse, porque de los fallas se aprende en la vida.

Previamente, y como introducción a la magia del fuego purificador que hace posible que la fiesta renazca de sus cenizas, se ha celebrado la Cabalgata del Fuego, un desfile por las calles céntricas de Valencia con figuras del bestiario festivo (dragones, tortugas, demonios) que, mediante el disparo de fuegos de artificio, han entronizado el fuego con el que, unas horas después, se ha puesto punto final a la fiesta fallera.


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here