Un inesperado Ganivet

0
139

Ángel Ganivet fue “un romántico ensimismado” y, pese a estar encuadrado en la Generación del 98 y ser amigo de Unamuno, apenas se interesó por lo público ni por la pérdida de Cuba, según el editor y poeta Manuel García, quien ha contado sus últimos años y su suicidio en “Mañana, cuando yo muera”.

Editada por Algaida, se trata de una novela muy documentada con forma de ‘quest’, hasta el punto de incluir a personajes de carne y hueso, como el nieto de Mascha Diakovsky, profesora de ruso y amante de Ganivet, también musa de Papini y de Monet y cuyo enamoramiento marcó los años finales del autor granadino e inspiró sus mejores poemas, escritos en francés durante sus misiones diplomáticas en Finlandia y Letonia.


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here