Teatro Las Máscaras: 18 años enriqueciendo el teatro dominicano

0
74

En una pequeña sala de la Zona Colonial se ha llevado la pasión del arte dramático por 18 años. El Teatro Las Máscaras surgió por el interés de dos veteranas mujeres del teatro, la maestra Germana Quintana y la primera actriz Lidia Ariza, de que el público viera sus montajes por más tiempo y porque deseaban tener una casa, un hogar para las tablas. En una visita de Diario Libre al histórico Teatro Las Máscaras, Lidia y Germana recibieron al equipo con una grata sonrisa de satisfacción. “¡Bienvenidos a nuestra casa!”, exclamaron.

Allí las obras se montan para una capacidad de 50 personas y se mantienen en escena hasta que el público quiera. Han subido a escena 45 piezas. El monólogo de Lidia Ariza “Las prostitutas os precederán en el reino de los cielos” supera las 60 funciones. El espacio funciona semanalmente viernes y sábados a las 8:30 p.m. y domingos a las 6:30 de la tarde.

Inicios

“Esto nace de una necesidad de nosotros”, narra doña Germana Quintana, de 78 años, quien hace teatro desde los 19. Así lo recuerda: “Yo estaba haciendo teatro desde 1978 en la Sala Ravelo del Teatro Nacional con la compañía de Nancy Álvarez y mía llamada “Producciones Teatrales”. Pero, lo máximo que podía durar una obra eran dos meses, realizando unas seis funciones. Estuvimos ahí desde el 1978 hasta finales del 90. Y yo decía: Dios mío, cómo la gente se va a acostumbrar al teatro si cuando la obra está en su mejor momento hay que quitarla. Por tanto, pensé, la solución es una salita propia”.

Luego de la idea, empezaron a buscar casa. Recuerda a doña Carmen Quiniero, que las ayudó en la búsqueda. “Fuimos a varios sitios. Pero luego encontramos este local (calle Arzobispo Portes); la alquilamos y finalmente la compramos”, detalla Quintana.

El Teatro Las Máscaras formalmente abrió sus puertas en marzo del año 2001. La teatrista refiere con voz pausada que a la gente le encanta la intimidad de la sala. “Es un teatro cercano”, dice.

Lidia Ariza, cofundadora del espacio, escuchaba atentamente el recuento de su maestra, y abundó que para inicios del 2000 se inició una escuela de teatro para niños que se mantuvo funcionando hasta hace unos años atrás.

Además, la sala tiene un precio de boletas muy asequible. Pero, ¿cómo se sostienen? Ambas señalan que con el costo de las boletas y en ocasiones con patrocinadores. “El teatro no tiene tantas comodidades por el espacio. Podría costar RD$1,000 pesos por el trabajo que se hace”, asegura Quintana. Mientras que Lidia resalta el hecho de que vienen muchos estudiantes gracias a esta facilidad.

Durante el año se montan aquí tres obras y cada fin de semana hay funciones.

Lo nuevo de Las Máscaras será “El inconveniente” con Ariza, Giamilka Román y Luciano García.

Del teatro tienen mucho que decir. “Tienen que venir al teatro. Es una experiencia viva que te despierta emociones”.

“La dirección es como una sinfonía. Un grito, una sorpresa, todo debe salir igual que el texto. Esto para mí es una religión”

Germana Quintana Directora

“La gente dice, si está Lidia Ariza voy a ver esa obra, y eso significa un compromiso muy grande porque hay que dar más de uno”

Crece el teatro

La apertura de nuevas salas ha expandido la oferta teatral. Las gestoras lo valoran y manifiestan que en estos 18 años ha crecido el target del público. Han montado unas 45 piezas en estos 18 años. Sus propuestas dejan un mensaje. “Si hacemos comedias no hacemos una pieza banal. Siempre hay algo de reflexión”, afirma Germana Quintana.

“Solo cerramos en Semana Santa y Navidad”, dice Ariza.

Ariza se mantiene en Las Máscaras con “Las Prostitutas”, bajo la dirección de Quintana. El ingrediente del éxito de la obra, de acuerdo con la destacada actriz, es que “con Las Prostitutas hay un encuentro de la gente con ellos mismos. Los pone a reflexionar si verdaderamente vale la pena juzgar. El hecho de que una persona trabaje de su cuerpo no quiere decir que sea una perdida. Nadie sabe la historia del otro”.

Agrega que la pieza tiene muchos elementos para que la gente desee ir a verla. Destaca, además, que durante el montaje ponen a algún espectador a leer el pasaje de la Biblia donde se encuentra la frase.

Lidia Ariza recientemente encarnó a Mamá Tingó en el musical “Tingó”, de Antonio Melenciano. Ella es una actriz respetada y reitera que va a morir en un escenario. No deja por sentado el hecho de que conozca el parlamento al dedillo. “La gente dice, si esta Lidia Ariza la voy a ver. Esto significa un compromiso muy grande porque cada vez hay que dar más de uno”, afirma.

Ariza también se mantiene inmersa en el cine y en los comerciales de televisión.

Respeto por el teatro

Ante la pregunta, ¿Cómo es Germana Quintana como directora? Su respuesta fue “¡muy necia!” en medio de una carcajada. Y es que doña Germana respeta cada segundo de las tablas. “Ella (Germana) es muy exigente. A veces saca a uno de quicio, porque no siempre sale el ensayo que ella quiere. Uno cree que se la está comiendo y Germana nos manda a repetir (risas)”, cuenta Lidia Ariza.

Germana responde con orgullo: “La dirección es como una sinfonía. Todo debe ser perfecto. Un grito, una sorpresa, todo debe salir igual que la dramaturgia. El teatro para mí es una religión”, confiesa.

Quintana entiende que en una obra no debe faltar un movimiento escénico que vaya de acuerdo al personaje. La voz, las emociones son muy importantes y el pie, que es la última palabra donde se indica que el otro actor puede continuar con su parlamento. Se debe justificar el movimiento corporal. “En efecto, todo lleva un ritmo. Si eso cae, hay un error”, sostiene la veterana de la dirección.

Y fue clara sobre respetar el teatro. “El actor viene aquí a ensayar. No a estar pendiente al celular ni a cherchar”.

Quintana, venezolana de nacimiento, le agradece mucho a República Dominicana. “Siempre lo digo. Le agradezco a esta tierra, que me haya recibido y me haya permitido desarrollarme. Son 45 años aquí”.

La directora teatral empezó haciendo televisión produciendo contenidos para Freddy Beras Goico y Cecilia García. También ha sido docente de la Universidad APEC en la carrera de Publicidad en la asignatura Producción de radio y televisión.

Lidia Ariza valora que el espacio haya sido un centro de aprendizaje. Afirma que se ha cosechado. “Ver todas esas generaciones que han pasado por las manos de uno y que siguen multiplicando el trabajo nos llena de satisfacción. Ellos hacen lo posible para que el teatro no muera”, manifiesta.

Las Máscaras forma parte de la Red de Salas del Teatro Independiente. Los espectadores tienen facilidades para asistir a las distintas salas a un bajo costo.

Nombres sonoros y reconocimientos

Aleja Johnson, Pamela de León, Patricio León, Francis Cruz, Brayan Payano, Patricia Muñoz, Exmin Carvajal, José Manuel Rodríguez (La Diva) son algunas de las figuras del teatro que se formaron en Las Máscaras.

Aleja Johnson ganó el Soberano en el 2014 como Mejor actriz por “La Luz del cigarrillo”. Germana Quintana mereció el de Mejor dirección teatral y la Mejor Obra la ganó el Teatro Las Máscaras.

Con “Cita a ciegas”, en Premios Soberano 2016, Lidia Ariza ganó como Mejor actriz, el Mejor actor fue Jorge Santiago y se llevaron también la Mejor obra.

Mientras que en “Made in Dominicana”, en los Premios Soberano 2017, Ariza fue nominada como Mejor actriz. “Esta sala es chiquita, pero a la hora de pelear nos vamos con quien sea”, afirma Germana Quintana.


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here