Prohiben equipos de Huawei y ZTE por su “elevado riesgo”

0
293

Tecnología._ La tensión entre EE.UU. y algunos fabricantes de equipos de telecomunicaciones chinos sigue en aumento. A la lista de instituciones gubernamentales y militares que han dejado de usar equipos de Huawei y ZTE se sumarán ahora algunas instituciones académicas.

Es el caso del Instituto Tecnológico de Massachusetts, más conocido por sus siglas, MIT, y una de las universidades más prestigiosas del país. “No aceptaremos nuevos acuerdos ni renovaremos los existentes con Huawei, ZTE o sus respectivas subsidiarias debido a las investigaciones federales referentes a la violación de sanciones comerciales”, ha explicado el centro en un comunicado interno en el que califica estos acuerdos de “elevado riesgo”.

Como parte de su nueva política, el MIT también someterá cualquier colaboración con instituciones o empresas de China, Rusia y Arabia Saudí a controles administrativos mucho más severos. La decisión afecta tanto a proyectos financiados por empresas u organizaciones de estos países como a miembros de la facultad o estudiantes que estén realizando proyectos en algunos de estos países.

La decisión puede verse como un éxito del gobierno de los Estados Unidos, que desde hace varios años ha aumentado la presión sobre compañías americanas, instituciones e incluso algunos países aliados para que frenen la adquisición de productos de Huawei y ZTE.

Desde Washington temen que el despliegue de futuras infraestructuras de redes móviles 5G con esta tecnología permita al gobierno de Beijing acceder a los datos que circulan por las redes. El gobierno estadounidense, además, acusa a estas empresas de violar las sanciones comerciales impuestas a Irán, un delito por el que en diciembre de 2018 detuvo -con la ayuda del gobierno canadiense- a la responsable financiera de Huawei e hija del fundador de la compañía, Meng Wanzhou.

Huawei ha negado en repetidas ocasiones que sus productos puedan tengan puertas traseras que puedan ser utilizadas para espiar en las comunicaciones, y sostiene que es una empresa completamente independiente del gobierno chino.

Para el MIT, la decisión era casi inevitable. De no cortar lazos con estas empresas podría arriesgarse a perder lucrativos contratos de investigación con la administración norteamericana. Aún así, deja la puerta abierta a revisar esta decisión si las circunstancias cambian. (Elmundo.es) –

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here