Peloteros de las mayores podrían jugar en Venezuela

0
41

CARACAS._ Con la esperanza de que pronto Venezuela sea reincorporada al acuerdo que regula las relaciones entre las Grandes Ligas y los torneos invernales del Caribe, la liga de este país aplaudió la decisión del Departamento del Tesoro estadounidense, de modificar una medida que bloqueó la participación de peloteros afiliados a las mayores en el torneo local.

Pero por ahora, la resolución excluyó a los Tigres de Aragua y los Navegantes del Magallanes, dos de los ocho equipos de la Liga Venezolana de Béisbol Profesional (LVBP), por considerar que mantienen vínculos con el gobierno socialista del presidente Nicolás Maduro. Ambos equipos tienen la figura legal de fundaciones adscritas a las gobernaciones de los estados Carabobo y Aragua, que en la actualidad están en manos de aliados de Maduro.

“No esperábamos que excluyeran dos equipos. Suponemos que cuando vieron que eran fundaciones, pensaron que era un ente del gobierno. Vamos a aclarar esto y pedir una reconsideración”, dijo el presidente de la LVBP, Giuseppe Palmisano, quien admitió que no tiene certeza de cuándo las Grandes Ligas podrían revertir la suspensión.

Los equipos evalúan el uso de la licencia y los próximos pasos a seguir, agregó Palmisano.

La licencia otorgada expira el 30 de noviembre de 2021 y podría ser revocada o modificada en cualquier momento, según el documento fechado el 2 de diciembre, al que tuvo acceso The Associated Press.

La LVBP fue suspendida en agosto, cuando la administración del presidente Donald Trump, que intenta ejercer presión para que Maduro se separe del cargo, amplió las sanciones contra Venezuela.

En septiembre, la oficina de las Grandes Ligas presentó una solicitud urgente ante la Oficina para el Control de Activos en el Extranjero del Departamento del Tesoro (OFAC, por sus siglas en inglés) a fin de recibir orientación o, alternativamente, obtener una licencia específica que autorizara tratos con la liga venezolana. La LVBP informó entonces que “había terminado cualquier relación comercial con el gobierno de Venezuela”, incluyendo la aceptación de fondos o patrocinios.

Las sanciones, que incluyen el congelamiento de los activos del gobierno de Venezuela en Estados Unidos, prohíben a los estadounidenses y empresas foráneas relacionadas hacer negocios con el gobierno venezolano, sus familiares o aquellos que mantengan vínculos comerciales con empresas o funcionarios del gobierno.

Washington –que respalda al líder opositor Juan Guaidó, quien como jefe de la Asamblea Nacional se declaró en enero presidente interino en desafío a Maduro– impuso también sanciones a PDVSA, la mayor fuente de divisas del país y principal patrocinador del torneo local. (AP) —

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here