OSIRIS-REx, la nave espacial que se acercará al asteroide Bennu

0
17

(CNN) – La misión OSIRIS-REx de la NASA y el asteroide Bennu tenían una cita planeada durante dos años, y justo después del mediodía de este lunes (hora del este), finalmente se encontraron cara a cara. OSIRIS-REx disparó sus propulsores para obtener una pequeña “quemadura”, ubicando a la nave a unos 6,92 kilómetros de Bennu, marcando el final de su viaje hacia el asteroide.

La misión, que significa en español “Orígenes, Interpretación espectral, Identificación de recursos, Explorador de regolitos-seguros”, es la primera misión de captura de muestras de asteroides de la NASA. Se lanzó en septiembre de 2016 y pasará dos años de cerca, y “en persona”, con Bennu. Las primeras imágenes del asteroide desde la perspectiva de la nave espacial han aparecido a medida que se acercaba más y más.

El martes, la nave espacial volará a 8 kilómetros de Bennu, que ayudará a diseñar órbitas futuras y  hará un mapeo de su superficie.

MIRA: Las cenizas de 100 personas serán lanzadas al espacio por un cohete de SpaceX

Durante el próximo año, OSIRIS-REx examinará el asteroide utilizando cinco instrumentos científicos a bordo de la nave espacial. Estos instrumentos lo ayudarán a determinar un lugar seguro desde el que podrá recoger una pequeña muestra de la superficie de Bennu, que se devolverá a la Tierra en septiembre de 2023.

Esta es la primera fotografía que OSIRIS-REx tomó del asteroide Bennu (Nasa).

“La baja gravedad de Bennu ofrece un desafío único para la misión”, dijo Rich Burns, gerente de proyectos OSIRIS-REx en el Centro de Vuelos Espaciales Goddard de la NASA. “Con cerca de 0,48 kilómetros de diámetro, Bennu será el objeto más pequeño que cualquier nave espacial haya orbitado”.

La muestra de Bennu, un asteroide cercano a la Tierra, podría ayudar a los científicos a comprender no solo más sobre los asteroides que podrían impactar el planeta, sino también sobre cómo se formaron los planetas y cómo comenzó la vida.

LEE: ¿Por qué aterrizar en Marte es tan difícil y cómo la misión InSight de la NASA está preparada para lograrlo?

OSIRIS-REx tiene un conjunto de cámaras, un altímetro láser para el mapeo 3D, un espectrómetro de emisión térmica para tomar la temperatura y el contenido mineral y espectrómetros para medir los rayos X, la luz casi infrarroja y visible.

Así lucía en Tierra Osiris-REX (BRUCE WEAVER/AFP/Getty Images)

Un mecanismo de brazo llamado TAGSAM se extenderá para recoger la muestra de la superficie de Bennu, haciendo contacto con el asteroide durante cinco segundos en julio de 2020. Durante este contacto, el brazo utilizará una ráfaga de nitrógeno para agitar la roca y otros materiales en la superficie para poder capturarlos. Hay suficiente nitrógeno para tres intentos si el primero no tiene éxito.

MIRA: Estas son las misiones que han logrado aterrizar en Marte

La NASA dijo que el tamaño de la muestra estimado será de 59 gramos, que equivale a unos 30 sobres de azúcar.

“La operación del TAGSAM es un hito importante, porque el objetivo principal de la misión OSIRIS-REx es devolver una muestra de Bennu a la Tierra”, dijo Dante Lauretta, investigadora principal de OSIRIS-REx en la Universidad de Arizona en Tucson. “Esta prueba exitosa mostrará que, cuando llegue el momento, TAGSAM está listo para alcanzar y etiquetar el asteroide”.

El año 2021 será el momento para que la nave se dé la vuelta y comience su viaje de dos años a casa. La muestra se empaquetará en una cápsula que caerá en el desierto de Utah en 2023.

LEE: Lo que debes saber sobre la misión InSight de la NASA en Marte

Durante los dos años posteriores a la devolución, la muestra será catalogada y analizada. Después, el 75% de la muestra permanecerá en el Centro de Vuelo Espacial Johnson de la NASA para que pueda ser utilizada por científicos de todo el mundo para más investigaciones.

¿Por qué la NASA seleccionó a Bennu de los 780.000 asteroides conocidos en nuestro sistema solar?

Fue descubierto en 1999, y los científicos lo han estado estudiando desde entonces. El asteroide se ajusta a una serie de criterios que lo hacen intrigante y conveniente.

Bennu está relativamente cerca de la Tierra, y su órbita incluso atraviesa la de nuestro planeta, haciendo un acercamiento cada seis años. Aunque los asteroides pequeños pueden rotar muy rápidamente, Bennu tiene un diámetro un poco más grande que la altura del edificio Empire State y gira de manera relativamente lenta, cada 4,3 horas. Esto significa que OSIRIS-REx puede igualar su velocidad y aterrizar brevemente.


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here