Manual de buenos modales para sobrevivir a las fiestas navideñas corporativas

0
7

Las fiestas navideñas de las empresas son una tradición en República Dominicana. Su finalidad es compartir con esa familia laboral con las que nos pasamos tantas horas al día. A esta celebración están invitados todos: desde los ejecutivos principales hasta el personal de mantenimiento.

Estas fiestas no dejan de ser corporativas, pero hay ciertas etiquetas que se deben cumplir de principio a fin. Bajo esta premisa, Jacqueline Viteri, especialista en etiqueta de la escuela de Etiqueta Corporativa, brinda algunas recomendaciones sobre cómo se deben comportarse las personas en este tipo de actividad.

La asistencia: lo primero que destaca Viteri es que no hay excusa para no asistir a la fiesta. “Decir presente significa validar y demostrar de alguna manera su lealtad y su deseo de trabajar en equipo. La fiesta de Navidad se convierte en un sello para toda la vida profesional”.

Sea comedido: “Hay un dicho que dice ‘dime cómo te comportas en la fiesta de Navidad y te diré cual será tu futuro profesional en esa empresa”. Por tanto -dice la experta- no es una fiesta para pararse encima de una mesa, bailar el perrito, o ser el payaso del party… es un agasajo donde hay que comportarse de manera profesional, ya que lo haga o diga puede pasarte factura eventualmente, inclusive en un ascenso laboral.

Image

Malos comentarios: cuidado con esas críticas fuera de lugar a la fiesta o sus compañeros, recuerde que son compañeros de trabajo y al día siguiente hay trabajo.

Image

El alcohol: si sabe que tiene debilidad con las bebidas alcohólicas, manténgalo al mínimo. El alcohol puede ser un trago amargo, mal consejero y arruinar el momento.

Image

Relaciones: es un momento de relacionarse con los demás compañeros. Eso quiere decir que no se limite a compartir solo con los que habitualmente ve, no cierre el círculo en la fiesta, ábralo para todos. Aproveche y salude a los jefes, comparta con otras personas y mantenga todas las conversaciones positivas.

Image

Código de vestimenta: otro elemento fundamental es el vestuario, ¿que dependerá del lugar y la hora?, sí, pero recuerden que es una fiesta corporativa y hay algunas cosas que no podemos violar como: no desentone por llegar muy desaliñado o muy elegante, mantenga los accesorios y complementos al mínimo. Ojo a las damas, no hay licencia para usted ponerse lo que quiera, nada de vestidos o faldas ultracortos, estas piezas deben tocar la rodilla, nada de ropa transparente, apretada o piezas provocativas. No es el momento de provocar situaciones.

Image

La prudencia y el sentido común: deben ser el freno en ese momento de diversión, sigue siendo una fiesta corporativa, las relaciones siguen siendo las mismas relaciones laborales, aunque el jefe ese día este más amistoso, sigue siendo su jefe y los subordinados siguen siendo empleados. El momento es coloquial, sin embargo, las jerarquías se siguen respetando.

Image

Gracias: un punto elemental es agradecer. Agradecer a las personas encargadas de organizar la fiesta. No se vaya calladito, despídase de por lo menos un anfitrión. Usted hará la diferencia.

La hora de la comida

En la mayoría de las fiestas hay comida envuelta y hay unos puntos que son fundamentales. Hablamos de prudencia y sentido común, sin embargo, no hemos hablado de los buenos modales, que también tiene que ser óptimos en la mesa, ya que puede ser una forma de manifestar su profesionalidad. Aquí tiene algunos tips:

  • Siéntese correctamente en la mesa.
  • Si es un buffet recuerde que la comida es para todos.
  • No regrese a repetir hasta que todo el mundo esté ya servido.
  • Espere a sus compañeros para empezar a comer juntos en la mesa.
  • Es momento de conversaciones amenas y positivas. No es la ocasión para hablar de trabajos pendientes.
  • Haga su ejercicio en casa o documéntese para que no le quite el pan al plato ajeno, los tenedores y las copas de agua y vino… Cada evento es una producción, no produzca solamente su vestuario porque a veces la vestimenta, que forma parte importante de la apariencia, no lo es todo. No lo dañe con una mala conducta.


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here