Las acusaciones contra autoridades desacreditan lucha contra narcotráfico

0
43

La Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD) continúa guardando silencio ante los cuestionamientos de los que ha sido objeto luego de la muerte a tiros del coronel de la Policía Nacional Daniel Ramos, ultimado en un punto de drogas en Baní la semana pasada.

De acuerdo con las denuncias de los legisladores Wilton Guerrero y Dionis Sánchez, la institución antidrogas sabe de los lugares donde operan los puntos de droga y muchas veces, por complicidad, no hace caso a las denuncias hechas por ciudadanos.

Según los fiscales que investigan la muerte a tiros del coronel, los apresados por el hecho pertenecen a una red que ha operado desde varios años en la provincia Peravia, y que era liderada por Rafael Antonio Díaz, (Buche), principal imputado por el crimen.

Además de “Buche” están presos Luis Miguel Santana, también conocido como Walter Antonio Moreta Villalona (El Chamo), y Steven Milciades Ruiz González, (Chiquito o Malafé), a quien se les conocerá mañana medida de coerción.

Policía analiza armas

Ayer la Policía informó que son analizadas en laboratorios balísticos las armas de los dos oficiales; Matías Brazobán y Marcelino Arias, quienes acompañaban a Ramos el día del suceso. Los estudios son para determinar si las armas fueron disparadas y coinciden con evidencias levantadas en el lugar del hecho.

Baní caliente por droga

Con este caso la provincia Peravia vuelve a estar en el ojo del huracán por asuntos de drogas.

Se recuerda que en esa provincia se produjo la “matanza de Paya” ocurrida el 4 de agosto del 2008, un hecho en que fueron ejecutados siete colombianos y que develó una organización de narcotraficantes en la que resultaron involucrados altos oficiales de la Marina de Guerra que tenían el control de los viajes ilegales hacia Puerto Rico, entre ellos el excapitán de fragata Ricardo Guzmán Pérez, el principal cabecilla de la organización.

Criminalidad y droga

El narcotráfico también ha generado hechos sangrientos en los que han muerto personas ligadas a ese mundo, y ciudadanos inocentes del país. En marzo del año pasado fue asesinado Juan Piña Mateo, por sicarios supuestamente al servicio de Pascual Cabrera, en La Romana, y en abril mataron al agente encubierto de la DNCD José Marte.

En julio también fueron ultimados por asuntos de droga en Baní Ronny Martínez Cabrera, de 25 años, y Juan Gerónimo.


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here