Juez en Texas libera presos luego de perder reelección

0
4

El juez Glenn Devlin de la Corte Distrital de Houston, Texas, es uno de los 59 juristas que perdieron en las elecciones de medio término y que decidió dejar en libertad a siete adultos y a al menos diez jóvenes luego de perder la reelección, según reportan distintos medios estadounidenses.

Steve Halpert, jefe de la división juvenil y defensor público del condado de Harris, dijo que él le había pedido a Devlin en vano que liberara a un cliente acusado de robo agravado. Ayer miércoles, el juez concedió su deseo sin pena ni gloria.

“Si lo dejo en libertad; ¿vas a salir y a matar a alguien?”, dijo Halpert que fue la pregunta de Devlin. Los acusados, por supuesto, respondían que no. El juez contestaba “está bien, quedas en libertad”.

El defensor público consideró que fue un comportamiento extraño y al cual no estaba acostumbrado a ver en Glenn Devlin.

“Le escuché decir a otros abogados: Hey, miren, esto es lo que obviamente querían los votantes – y pienso que eso fue un poco irónico”, expresó Halpert. “Los republicanos en ese condado publicaron avisos antes de la elección de que los demócratas serían blandos con el crimen”, explicó el abogado.

Devlin y otro juez de la corte de menores en el condado, John Phillips, también republicano, fueron responsables de más de una quinta parte de los menores enviados a prisiones de menores en el estado en 2017, según el Houston Chronicle durante una investigación en octubre.

Explica el Chronicle que al contar las decisiones de otro magistrado, de un tribunal de menores, con las de Devlin y Phillips, alrededor del 96 por ciento de los niños encerrados eran minorías.

Mucho de los juveniles que fueron puestos en libertad estaban acusados de crímenes violentos.

“Nos oponemos a la liberación en manada de infractores violentos de cualquier edad”, dijo Kim Ogg, que es la fiscal del condado de Harris en un comunicado. “Esto podría poner en peligro al público”.

Sobre su actuación, Glenn Devlin se abstuvo de hacer cualquier comentario a la prensa.


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here