Fiscalía retira los cargos contra actor de la serie “Empire” por fingir ataque racista

0
173

 

La Fiscalía del condado de Cook, en Illinois (EE.UU.), retiró este martes los cargos que había presentado contra el actor negro y abiertamente homosexual Jussie Smollett por haberle mentido a la policía sobre un ataque racial y homófobo que supuestamente sufrió en Chicago.

“Este resultado es la resolución adecuada de este caso”, indicó la fiscalía en un comunicado en el que anunció su decisión de retirar los 16 cargos que podrían haberle costado por lo menos tres anos de cárcel al actor de la serie televisiva “Empire”.

Según un comunicado de la fiscalía, tomaron esta decisión “después de revisarse los hechos y circunstancias del caso” y acordar con el actor que cumpla tareas de voluntariado y donar los 10.000 dólares de su fianza al departamento legal de la Alcaldía de Chicago.

En declaraciones a la prensa al abandonar la corte, el actor dijo que fue “sincero y consistente” sobre lo ocurrido y que no sería hijo de su madre si “fuera capaz de una gota” de lo que le acusaron.

El actor, de 36 años, que se encontraba en libertad bajo fianza, negó siempre haber mentido a la policía o que el ataque fuera una maniobra publicitaria orquestada, como sostuvieron los investigadores.

Smollet indicó que quería seguir adelante con su vida tras una decisión de la fiscalía que su abogada Patricia Brown Holmes calificó de cierre “correcto” del caso y pidió a la policía local a no saltar y “utilizar a la prensa para condenar a las personas antes de ser juzgadas en un tribunal”.

“Deseamos que Jussie continúe con su carrera y su vida y siga adelante”, dijo a la prensa la abogada, que negó que llegaran a ningún acuerdo con los fiscales y que Smollett accedió a renunciar a los 10.000 dólares que entregó como parte de la fianza de 100.000 “para poder continuar con su vida y dar por superada la situación”.

No está claro si esta decisión de los fiscales afectará la investigación que realiza por separado la Oficina Federal de Investigaciones (FBI), de una carta con amenazas enviada al estudio donde se rueda “Empire” poco antes del presunto ataque.

Según la policía, el autor de la carta habría sido el actor, que a la salida de la corte este martes habló con varios de sus seguidores y se hizo fotos con algunos de ellos.

En una rueda de prensa con la plana mayor de la policía local, el alcalde de Chicago, Rahm Emanuel, se mostró furioso con una decisión que calificó de “errónea” y dijo la fiscalía envió “un mensaje claro de que existe un código diferente de justicia para aquellos que tienen influencias”.

Rahm dijo que “cómo se atreve” el actor a decir que fue “sincero” en este caso, cuando existen pruebas en su contra y que ha sido liberado sin “ningún sentido de responsabilidad por el error moral y ético de sus acciones”.

Por su parte, el superintendente de Policía de Chicago, Eddie Johnson, aseguró que “no se hizo justicia” en este caso y se le debe una disculpa a la ciudad por el tiempo y recursos malgastados en la investigación, aunque fue rotundo al afirmar que fue “Smollett quien cometió este engaño”.

En un comunicado de prensa previo a las declaraciones a la prensa, los abogados de Smollett informaron del retiro de todos los cargos y de la eliminación de todo antecedente por la “trágica denuncia” presentada contra su cliente, que le hizo aparecer como culpable y no víctima del ataque que habría ocurrido el 29 de enero.

Según el comunicado, “declaraciones inapropiadas realizadas al publico, provocaron un apresuramiento inapropiado de juicio” contra Smollett.

El actor de “Empire”, que fue suspendido de la serie que produce Fox Entertainment, fue acusado de 16 cargos por una presunta falsa denuncia en la que aseguró fue atacado y golpeado por dos hombres enmascarados, que supuestamente le gritaron insultos racistas y homófobos, le pusieron una soga alrededor del cuello y lo rociaron con un supuesto producto químico.

El actor denunció a la policía que fue atacado mientras caminaba solo por la calle y que los agresores le gritaron “esta es una zona MAGA”, en referencia al lema de campaña del presidente Donald Trump, “Make America Great Again” (Hagamos a EE.UU. grande de nuevo).

Las autoridades investigaron el caso como un presunto crimen de odio y detuvieron a dos hermanos nigerianos, pero posteriormente indicaron que Smollett les pagó 3.500 dólares para que simularan un ataque racista contra él a fin de lograr notoriedad e impulsar su carrera, según había dicho previamente Johnson.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here