Filias y parafilias más habituales o llamativas

0
109

Es común escuchar términos como filia y fobia de manera habitual en nuestro círculo de amigos cuando se hace referencia a cosas que nos encantan o no nos agradan.

Estos términos, utilizados coloquialmente, llevan a que se pierda su significado real. Por esto, podemos confundir lo que podría ser un enfermedad con lo que no lo es.

Aquí radica la importancia de que sepamos con claridad qué son las filas, parafilias, fobias, cuándo son patológicas y cuándo no.

El concepto “filia” tiene un significado muy amplio y puede hacer referencia a cualquier tipo de afición o al gusto intenso por un elemento determinado; así, una persona cinéfila es aquella que disfruta mucho el cine, y la filatelia es la afición por coleccionar sellos, sobres o documentos postales.

Cuando las filias son muy marcadas y extrañas hablamos de parafilias, definidas como patrones de conducta sexual en los que el deseo, la excitación o el placer dependen en gran medida de dichos elementos.

Las parafilias son inofensivas siempre y cuando no causen malestar a otras personas, de forma que en muchos casos solo consisten en una preferencia sexual. Esto suele suceder en el fetichismo, que es cuando una persona logra excitarse con un objeto o parte del cuerpo.

Entonces, el término “fobia” se contrapone al de “filia”, que se utiliza para hacer referencia a miedos o aversiones irracionales, no se trata de temerles a las cucarachas o lagartos. Miedo y fobia no es lo mismo. Tal como las filias, las fobias pueden en ocasiones ser de tipo sexual; por ejemplo, “medomalacufobia”, que hace referencia al miedo a perder una erección en medio de una relación sexual.

La sección #ExprimeTuCerebro, realizó un test sobre fobias que puedes llenar aquí.

A continuación, describiremos las características de los tipos de filias y parafilias más habituales o llamativas.


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here