Familia real descolocada por el anuncio de Enrique y Meghan

0
84

INTERNACIONAL._ La familia real británica se afanaba el jueves por encontrar respuestas al inesperado anuncio del príncipe Enrique y de su esposa Meghan de que planean dejar de lado sus deberes como miembros de la realeza y buscar su independencia económica.

La pareja dijo que se propone tomar un camino “progresista” y adaptar la realeza a los tiempos modernos. El anuncio claramente molestó a la realeza, que aparentemente no había sido informada de antemano de las intenciones de Enrique y su esposa.

Horas después del anuncio de Enrique y Meghan, el Palacio de Buckingham emitió un comunicado diciendo que había que resolver muchos temas antes de que la pareja pueda hacer realidad sus planes.

El Palacio, en lo que describió como un “mensaje personal del duque y la duquesa de Sussex”, dijo que Enrique y Meghan desean tener independencia económica y “repartir” su tiempo entre el Reino Unido y América del Norte.

“Luego de varios meses de reflexión y de discusiones internas, hemos decidido hacer este año una transición y empezar a dar forma a un nuevo papel progresista adentro de esta institución”, dice un comunicado de Enrique y Meghan. “Queremos dar un paso a un costado como miembros de ‘alto rango’ de la familia real y trabajar para tener independencia económica, al tiempo que seguimos apoyando plenamente a su majestad la reina”.

El anuncio acaparó titulares en la prensa, según la cual la reina Isabel II no había sido informada de la decisión. The Sun describió la ruptura como un “Megxit”, jugando con la expresión Brexit que alude a la salida de Gran Bretaña de la Unión europea.

Enrique, de 35 años, es nieto de Isabel y está sexto en la línea sucesoria del trono británico. Con su cabello rojizo y su barba, es uno de los miembros de la realeza más populares y se ha pasado toda su vida en el candelero.

Antes de casarse con Enrique, la hoy duquesa de Sussex era Meghan Markle, una actriz estadounidense protagonista de la serie de televisión “Suits” (Trajes), que hoy tiene 38 años. La pareja tuvo su primer hijo, Archie, en mayo del 2019.

Junto con el anuncio, la pareja lanzó un portal de internet, sussexroyal.com. Aparentemente ni el anuncio ni el portal fueron consultados con nadie.

El comunicado del Palacio de Buckinham da a entender que la casa real fue tomada por sorpresa. Señaló que las conversaciones con el duque y la duquesa de Sussex están “en sus etapas iniciales”.

“Comprendemos su deseo de tomar otro rumbo, pero estos son temas complicados que va a tomar tiempo resolver”, agregó.

No se sabía exactamente en qué parte de América del Norte la pareja piensa pasar tiempo. Meghan pasó su infancia en Los Ángeles y vivió en Toronto cuando grababa “Suits”. Enrique y su familia no asistieron a las reuniones tradicionales de Navidad de la familia real en Sandringham el mes pasado, sino que estuvieron en Vancouver (Canadá) y visitaron a la madre de Markle, Doria, quien vive en California.

La pareja hizo notar en su comunicado que el fondo real cubre solo el 5% de sus gastos y que quiere romper ese lazo económico. Dijo también que desconocerá de ahora en adelante los compromisos que tiene la familia real con la prensa.

Como actriz y defensora de los derechos humanos, Merkle está acostumbrada a ser centro de atención, pero no ha ocultado el hecho de que su incorporación a la familia real no ha sido fácil. La pareja resiente sobre todo el trato de los tabloides británicos.

La pareja dejó entrever su malestar con la prensa en el documental de ITV “Harry & Meghan: An African Journey” (Harry y Meghan: Un viaje a África), sobre su reciente viaje a ese continente. Dijeron que era duro estar siempre en el candelero y que se publiquen tantas mentiras.

Merkle le dijo a ITV el año pasado que sus amigos británicos le habían recomendado que no se casase con el príncipe por el acoso de la prensa. Agregó que ella, “inocentemente” ignoró esas recomendaciones porque no sabía realmente cómo se manejaba la prensa británica.

“Nunca pensé que esto sería fácil, pero pensé que serían justos. Eso es lo que cuesta aceptar”, comentó.

Señaló que las presiones aumentaron porque quedó embarazada poco después de casarse.

La prensa británica habla mucho de un presunto distanciamiento entre Enrique y su hermano, el príncipe Guillermo, quien está segundo en la línea sucesoria. Enrique y Meghan desistieron de vivir en el Palacio de Kensington, donde vive Guillermo con su familia, y optaron en cambio por instalarse en un Frogmore Cottage de Windsor.

En la entrevista con ITV, Enrique admitió que tiene algunas diferencias con su hermano, de 37 años, pero afirmó que la mayoría de las cosas que se han dicho “son puros inventos”.

“Somos hermanos y siempre lo seremos. Hemos tomado caminos distintos en estos momentos, pero siempre lo apoyaré y sé que él siempre me apoyará a mí”, sostuvo.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here