“Donde se pueda servir, ahí con todo el amor estamos los santos de los últimos días”

0
5

La misión de los mormones va más allá que predicar las Buenas Nuevas de Jesucristo. Son personas que ejercen una amplia labor social en diferentes áreas y zonas del país, de manera casi invisible, porque su fin es promover la autosuficiencia.

En ese orden, Rafael Gutiérrez, director de asuntos públicos del área del Caribe, señala que el espíritu del programa de bienestar de la iglesia, más que crear dependencia o clientelismo, prefieren invertir en medios e implementos para que la gente pueda salir hacia adelante, por eso se asocian con instituciones que tienen la infraestructura e impacto en proyectos que promueven desarrollo.

Así que ese apoyo no solo está dirigido a sus miembros sino a los habitantes de la comunidad donde tienen presencia.

La labor social a favor de la ciudadanía abarca las áreas de niñez, salud, incluye discapacidad, educación, agua, desastres naturales y labores de prevención y asistencia a víctimas de violencia de género.

Donan medicamentos, sillas de ruedas, equipos médicos, educativos y capacitaciones en esos diferentes programas.

Tienen una ONG que funciona a nivel mundial que es la LDS Charities (Santo de los Últimos días), a través de la cual trabajan hacia afuera de la iglesia, de aquellos que no son miembros, en proyectos humanitarios en las áreas arriba mencionadas.

Su misión es servir al pobre y al necesitado, sin importar raza, religión, género, ni política.

El élder Julio César Acosta, de los setenta y gerente de bienestar y ayuda humanitaria del área del Caribe, dijo “donde nosotros podamos servir, dónde se nos dé la oportunidad de servir, donde se nos llame a servir, ahí con todo el amor del mundo estamos los santos de los últimos días”.

En el país trabajan con varios socios, incluyendo las instituciones del Estado, ONG sin fines de lucro, con empresas de servicios, en el tema de responsabilidad social.

Por más de 10 años han sido socios del Ministerio de Salud Pública y trabajan en capacitaciones en el área de resucitación neonatal y el cuidado del neonato. También, tienen gran influencia en temas oftalmológicos.

Están en los aprestos para capacitar sobre el lenguaje de señas, una necesidad en el país. Ya tienen experiencia positivas en la capacitación de maestros de las escuelas de sordos, en coordinación con el Ministerio de Educación.

Otra área de impacto es la de servicio a la familia, para lo que cuentan con psicólogos y psiquiatras que dan apoyo a las personas víctimas de violencia y adictos a las drogas.

La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días cree en la santidad de la vida humana. Por lo tanto, la Iglesia se opone al aborto electivo por motivos de conveniencia personal o social, y aconseja a sus miembros que no se sometan a un aborto, ni que lo lleven a cabo. También le dice que no hagan arreglos para que se realicen tales abortos.

Sin embargo, la Iglesia concede posibles excepciones a sus miembros cuando el embarazo es resultado de una violación o un incesto; cuando un médico competente determina que la vida o la salud de la madre está en serio peligro o cuando un médico competente determina que el feto tiene defectos graves que no permitirán al bebé sobrevivir después del nacimiento.

La Iglesia plantea que el aborto es un asunto serio y debe considerarse solamente después de que las personas afectadas hayan consultado con sus líderes eclesiásticos locales y sientan mediante la oración personal que su decisión es correcta. Aclara que no está en favor ni contra de la legislación sobre el tema.

“Nuestra misión es servir al pobre y al necesitado, sin importar raza, religión, género, ni política”

Élder Julio César Acosta Gerente de bienestar y ayuda humanitaria del área del Caribe

Movidos por un impulso doctrinal que enseña que las relaciones matrimoniales y familiares pueden continuar después de la vida, los mormones crearon el árbol genealógico más grande en el mundo que se ha convertido en un gran centro de investigación mundial. La iniciativa tiene un impacto en materia civil, porque facilita que las personas que deseen conocer sus ancestros lo puedan hacer.

Rafael Gutiérrez explica que es una manera de unir a sus antepasados, a través de lo que llaman ordenanzas vicarias, que consiste en que una persona viva realiza una ceremonia en representación de un pariente muerto, para lo que deben de buscar sus nombres y fecha de nacimientos, así como otros datos y se bautiza a nombre de él.

Para esto los mormones crearon el FamilySearch, que es una ONG separada de la iglesia que realiza una labor de recuperación del patrimonio documental de los países. Trabaja en coordinación con las instituciones correspondientes, como la Junta Central Electoral y el Archivo General de la Nación, en el caso de República Dominicana.

Gutiérrez dijo que en país se han recuperado y digitalizado más de 32 millones de registros individuales. Explicó que cuando esos documentos los digitalizan y se hace un lote amplio, los mormones en agradecimiento al Estado y en muchas ocasiones a la Iglesia Católica, que ha sido un gran socio, porque hay documentos parroquiales que tienen un gran valor, les entrega un disco duro con copias de sus registros y eso es lo que ha contribuido a que muchas oficialías tengan esos documentos en líneas.

Los registros originales van a la FamilySearch que los pone a disposición del público gratis y en internet. En Utah, donde está la sede de la Iglesia, existe una bóveda a prueba de anti sísmico nucleares con temperatura e iluminación controlada, para preservar la historia humana.


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here