Cumbre Iberoamericana exhibirá nueva y polarizada escena política regional

0
7

BOGOTA.- La XXVI Cumbre Iberoamericana será escenario el próximo 16 de noviembre en la ciudad guatemalteca de Antigua de un renovado, convulso y polarizado escenario político regional.

Las numerosas elecciones presidenciales celebradas en Latinoamérica y los cambios de gobierno por crisis durante el último año han lanzado a la arena política a nuevos personajes que auguran enfrentados cambios de rumbo.

Lo sucedido en México y en Brasil, los dos gigantes latinoamericanos, que en sus recientes elecciones han virado de dirección, uno hacia la izquierda y el otro hacia la ultraderecha, son buenos ejemplos.

En Brasil ha ascendido al poder Jair Bolsonaro, un exmilitar ultraconservador que algunos medios norteamericanos llaman “Trump of Tropics” (el Donald Trump latinoamericano).

Ni Bolsonaro, como presidente electo, ni Michel Temer, como gobernante saliente, han confirmado por ahora su presencia en la cumbre de Antigua.

La contraparte de lo sucedido en Brasil es México, donde Andrés Manuel López Obrador, del izquierdista Partido de la Revolución Democrática, fue elegido presidente el pasado julio para sustituir en el cargo a partir del próximo diciembre a Enrique Peña Nieto.

México es la encrucijada de todos los problemas de Latinoamérica: la corrupción, el narcotráfico, las tensiones con Estados Unidos, la violencia y la desigualdad social.

La presencia de Peña Nieto o López Obrador en Antigua no está confirmada de momento.

Junto a Brasil, aunque sin llegar a su extremo, han apostado recientemente por la derecha Colombia, Chile y Paraguay, con la elección como presidentes de Iván Duque, Sebastián Piñera y Mario Abdo Benitez, respectivamente.

Duque, que ha confirmado su presencia en Antigua, es un personaje nuevo en la política latinoamericana que asumió su cargo el pasado agosto, tras ganar las elecciones apadrinado por el expresidente derechista Alvaro Uribe.

Piñera, que no ha confirmado aún su asistencia a la cumbre de Guatemala, asumió el cargo el pasado agosto en sustitución de la socialdemócrata Michelle Bachelet, ya fue presidente de Chile de 2010 a 2014 y es un político veterano y conocido en el ámbito iberoamericano.

Argentina también giró a la derecha al elegir presidente en el 2015 a Mauricio Macri para sustituir a la peronista Cristina Fernández.

Macri nunca ha asistido a una Cumbre Iberoamericana y su asistencia a la de Guatemala es poco probable debido a la crisis económica y social que atraviesa su país.

El presidente Jimmy Morales, anfitrión de la XXVI Cumbre Iberoamericana, electo en enero de 2016, es un espontáneo en la arena política más cercano a la derecha que a la izquierda.

Juan Orlando Hernández, que ha confirmado su presencia en Antigua, es un político nacionalista de derechas, presidente de Honduras desde el 2014 y tras ser reelegido en 2017.

En la derecha también se encuentran alineados los presidentes de Panamá, Juan Carlos Varela; el de Perú, Martín Vizcarra; y el de República Dominicana, Danilo Medina, el único de estos tres que por ahora ha confirmado su asistencia a la XXVI Cumbre Iberoamericana.

Vizcarra también es un personaje nuevo en el escenario político iberoamericano, designado presidente por el Congreso de la República tras destituir a Pedro Pablo Kuczynsky, acusado de corrupción.

En el lado de la izquierda se encuentran Uruguay, El Salvador, Ecuador y Costa Rica.

El presidente de Costa Rica, el socialdemócrata Carlos Alvarado, que ha confirmado su presencia en Antigua, tomó posesión como presidente el pasado mayo e igualmente es nuevo en el escenario iberoamericano.

El izquierdista Salvador Sánchez Cerén es presidente de El Salvador desde 2014, y ha confirmado su asistencia a la cumbre de Guatemala.

El Salvador es uno de los países del llamado Triangulo Norte, junto a Guatemala y Honduras, países más afectados por el problema de la emigración a Estados Unidos y que ocupan los índices más elevados en el mundo de inseguridad ciudadana.

Tabaré Vazquez es presidente desde 2015 y ya lo fue de 2005 a 2010. Su presencia en Antigua está descartada por problemas de salud, a sus 78 años.

Lenín Moreno, que también ha confirmado su presencia en Antigua, alcanzó la presidencia de Ecuador en mayo de 2017, apadrinado por su antecesor, Rafael Correa, de quien poco después de llegar al poder se distanció radicalmente.

Capitulo aparte son los países que conforman el eje central de la Alianza Bolivariana para los pueblos de nuestra América (ALBA), que ha quedado muy debilitado y reducido a Venezuela, Bolivia, Nicaragua y Cuba.

Situación de Venezuela

La situación política de Venezuela, en medio de una severa crisis económica y el éxodo de sus ciudadanos, ha concitado el repudio generalizado fuera del ALBA y su presidente, Nicolás Maduro, no ha confirmado si asistirá o no a la cumbre de Antigua.

Casi calcado al de Venezuela es el panorama en Nicaragua, donde durante los últimos meses han muerto cientos de personas y otros cientos han sido detenidas por protestar contra un régimen enquistado en el poder desde hace más de diez sin conseguir sacar al país de la lista de los más pobres del mundo.Su presidente, Daniel Ortega, tampoco ha confirmado su asistencia o no a la cumbre en Guatemala.

El sindicalista Evo Morales, que igualmente no ha confirmado de momento su asistencia a Antigua, es presidente de Bolivia desde hace 17 años tras ganar sucesivas elecciones.

En Cuba, el único país de la comunidad iberoamericana en el que no rige un sistema democrático de partidos, Miguel Mario Díaz-Canel asumió la jefatura del Estado en sustitución de Raúl Castro el pasado abril.

El jefe de Estado de Cuba no participa en una cumbre iberoamericana desde que lo hizo Fidel Castro en Panamá en 2000, y Díaz-Canel no ha confirmado su asistencia a la cumbre de Antigua.

En el bloque europeo de la comunidad iberoamericana, el presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, secretario general del Partido Socialista español, llegó al poder el pasado junio tras presentar y prosperar una moción de censura a su antecesor, Mariano Rajoy, del centroderechista Partido Popular.

Sánchez acudirá a Antigua junto al jefe del Estado español, el rey Felipe VI

En Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa, del centroderechista Partido Social Demócrata, es el presidente de la República; y Antonio Costa, del Partrido Socialista, es el primer ministro, y está previsto que ambos acudan a la cumbre de Antigua.

El presidente de Andorra, Antoni Martí Petit, de la coalición liberal Demócratas por Andorra, también estará presente en la de Antigua. Alejandro Varela


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here